lunes, 30 de diciembre de 2013

360 y Cinco



360 SIN MARCHA ATRÁS. Porque a pesar de tus noches eternamente despierto, eres un valiente que te has permitido soñar y has tenido tiempo para encontrar partes de ti que desconocías.
360 BAILANDO DE PUNTILLAS  sobre tu almohada silenciosa, la que guarda tu cabaret de emociones vivas. 360 con delirios rotos, con sal en las heridas, prisionero de tu ego, buscando aliento en tu álbum de recuerdos, sintiendo agotarse el tiempo, lloviendo sobre mojado, buscando cobijo hasta en los que nunca estuvieron, ciego de rabias calladas, con la piel sedienta, echándote de menos, bebiendo de tus lágrimas, sin aire, sin besos, fabricando sonrisas para vestirte con ellas, con el alma rota y el corazón entre tus puños, pero siempre hambriento de lucha por ganar a tu peor yo.  

360 LLENOS DE ETAPAS y de experiencias que te han empujado a hacerle frente a cosas desconocidas, aprendiendo a tomar decisiones en cada esquina y confiando en tu instinto más salvaje para continuar avanzando...sin miedo

HOY tras 360 hueles a primavera clara, a hierba mojada, a cielo de noches estrelladas. Hoy haces que tu sol brille en tus mañanas, inventas colores que tatúan tu desgana y expulsas el frío invierno de tu lado.
Hoy tras 360 duermes sabiendo que cada día es una nueva oportunidad que no dejarás pasar para construirte y saber quién eres. Has aprendido a abrazarte a ti mismo para sentirte abrigado, tienes la dulce voluntad de encontrarte en lo que te gusta, vas a seguir entregando lo mejor de ti mismo sin vaciarte y tus pasos marcan la firme decisión de no ceder ante la presión de los demás. Vas a perder muchos más trenes, lo sabes, pero también sabes que lo importante es ganar el viaje de la vida.

Hoy, tras 360, Cinco imprescindibles que te acompañan;
-Seguirás Implicado, empeñado y responsable en la firme decisión de ser feliz, sabiendo que tienes una cita ineludible contigo mismo cada día para seguir adelante con la fortaleza y las ganas de regalarte lo mejor de ti.

-Vivirás con la  Libertad, Dignidad, Integridad, Autenticidad y la Madurez que te permitió desprenderte de  esa máscara con la que pretendías tapar tu realidad, fingiendo lo que no eras para atraer a la gente. Has vivido en tu carne que la máscara sólo atrae a otros enmascarados. Y tú amas el hogar que hacen los abrazos sin máscara. Tú te quieres sin ella.

-Ya prendiste que eres cambio y esfuerzo. Cambio, que no comodidad. Porque el cambio tiene un coste que la comodidad no está dispuesta a pagar. Y tú, de comodidad no tienes nada. Tú eres todas tus noches y tus días contigo, eso eres. No te juzgas. No juzgas. Te perdonas.

-Experimentarás, ensayarás, rectificarás, confiarás sobre todo en ti, perseverarás, serás paciente y tu mejor fan.  Sumarás  valentía-humor-corazón para morder cada instante y VIVIRÁS, vivirás, VIVIRÁS.

-Con las puertas abiertas para que el aire inunde cada poro de tu piel, tolerando y superando tus defectos, asumiendo el riesgo de equivocarte para aprender y encontrando los instrumentos necesarios para batallar con tus debilidades.
Y con el convencimiento que NUNCA, nunca dejarás de apostar por la SONRISA como mejor bufanda para el frío. Por la sonrisa envuelta en sinceros guiños mágicos y por la sonrisa que te nace de saber el nombre que te palpita en clave de amor...por esa sobre todo y por esa también.



      

martes, 24 de diciembre de 2013

¡CLARIDAD, claridad, dulce claridad!

Con un café en mi mano con sabor a suspiro que no cabe en mi pecho, he decidido que no voy a desearte feliz navidad... no. ¡CLARIDAD, claridad, dulce claridad!

TE DESEO LA CLARIDAD para que entiendas que ceder no es bajar la cabeza, que perdonar y perdonarte es estar en paz y ser más feliz,  que el egoísmo sólo lleva a la soledad y que el orgullo es capaz de destrozarnos hasta destruirnos.

TE DESEO CLARIDAD PARA QUE APRENDAS A AMAR sin motivos, sin diferencias, sin quejas, incondicionalmente, brindando tu apoyo a pesar de estar en desacuerdo. Que aprendas que amar sin dañar sólo es posible si te amas lo suficiente a ti mismo y te conectas con tu corazón. Que aprendas que amar no es llenar  vacíos con apegos. Amar es un compromiso voluntario que requiere talento y responsabilidad para entregar lo mejor de ti. Que tu capacidad de amar sólo depende de tu capacidad de proyectar lo que tienes dentro, tus sentimientos y emociones.

TE DESEO LA CLARIDAD DE LA PACIENCIA, sobre todo contigo mismo.Y que la paciencia vaya de la mano del humor para permitir que no te derrumbes, que alcances tus objetivos. Paciencia para valorar tu lucha pero también el esfuerzo de todos aquellos que están a tu lado ofreciéndote su energía y cariño para que no desistas.

TE DESEO LA CLARIDAD PARA QUE SEAS EL CAMBIO, porque el cambio sólo está en ti. Tú eres el origen y la razón que promoverá una reacción en cadena en tu vida. Nuestro verdadero valor está en descubrirnos, aceptarnos y seguir luchando por lo que queremos ser, sintiendo lo que queremos ser. Cuando no nos aceptamos estamos en pelea constante con todo y con todos, con un nivel de presión que en el mejor de los casos nos lleva a obsesionarnos, a ser irracionales, injustos hasta con nosotros mismos y caprichosos.

PERO TAMBIÉN TE DESEO LA CLARIDAD para que tengas sueños patas arriba, una colección de gestos dulces, que huelas a hambre de ganas por la vida, muchas caricias a destiempo, fuegos de sobremesa, pasos de baile firmes y seguros, que seas posible, que aparque la pasión en tus ojos, intenciones que no entienden de finales, vivir sin miedo, aperitivos de saciar locuras, sueños de dicho y pecho, miradas que no conocen fronteras, versos a media luz, que seas magia todos los días y alas que son abrazos.

Y CLARAMENTE TE DESEO que nunca olvides que tocar fondo también es volar, que no se pierde lo que uno da sintiendo y que no hay frío si de las heridas hacemos puentes.


Ya sólo me queda decirte ALTO Y CLARO; gracias por tu sonrisa que alegra mi vida, que TE SIGO ELIGIENDO, que tus nubes más grises también las quiero. Quererte a mi lado. Quererme a tu lado. Que te quieras. Que me quieras a tu lado. Querernos también en la CLARIDAD de los días más oscuros.


viernes, 13 de diciembre de 2013

Luces, Cama, Acción!

No es que no quiera, corazón. Pero no te puedo dar la razón.

Perdemos tanto tiempo planficando el futuro, que ni nos damos cuenta que nos perdemos el presente. ¿Y si dejamos que el AQUÍ Y EL AHORA circule por nuestras venas sin miedo? Un aquí y ahora sin déficit de atención en cada instante y sin dejar de bajar la guardia para subirnos a la emoción.

Vístete cada día de inquietudes, que no hay carreras bien ganadas sino bien corridas (es la versión moderna de el objetivo es el camino y no la meta).  Lluévete para remojar tus prisas y tu desaliento. Sé la materia prima de tus sueños. Hazte un homenaje de luces, cama y acción. Sé tu mejor partido, tu mejor gourmet, herédate, pisa la vida y arranca.


Taconea la indiferencia, sé tu tradición preferida y si hace falta, te cuelgas el cartelito de no molestar para ser el mejor recopilatorio de tus risas. Deja de pastar y otras formas de decir que no. Que en estos tiempos tan complicados, conviene no confundir morderte con morder.

Te lo mereces. Nos lo merecemos.
Cree en tus ganas a primera vista y haz que valga la pena. 

Porque vamos a ver, con razón o sin ella, cada mañana cuando te levantes, ejercita el músculo de tu entusiasmo y con los ojitos llenos de arte, que no de sueño, prepárate el café de la osadía con tus deditos impregnados de color.


¡Vamos! Que la vida no ha hecho más que empezar

martes, 10 de diciembre de 2013

NO estoy de REBAJAS

Valores. Los valores de empresa. Los redactamos junto a la visión y misión. Y orgullosos del redactado nos olvidamos de lo importante. Olvidamos que los valores vienen de serie, del interior de nuestras empresas. Olvidamos que la diferencia, desde el punto de vista de “ventaja diferencial”, la marcan las personas y no las redacciones.

Ni los espacios, ni los planes motivacionales, ni mucho menos la tecnología marcan la diferencia en una organización. Sólo disponer de personas con valores conformarán nuestro diferencial como compañía. Personas cuyos valores van impresos en su ADN, siendo de este modo capaces de crear las condiciones necesarias para que nuestra marca nunca pase desapercibida y consiguiendo que el mercado nos tenga en consideración.

Cuando hablamos de equipos de venta, si lo que queremos es cautivar a nuestro mercado, disponer de personas con valores es de vida o muerte. Porque en ventas, para deporte de riesgo, nada como  un equipo comercial de rebajas. Corazones ludópatas del sin esfuerzo, personas que no apuestan ni por ellos mismos, individuos que no desean ganar ni perder y que no sienten las pulsaciones del cliente porque no sienten ni las suyas propias. Gigantes con pies de plomo. Enanos con pies de barro. Personas cuya visión está siempre en ángulo muerto. La fórmula matemática del mejor equipo sin ganas, pasión, entusiasmo o ilusión. De rebajas. Un equipo de rebajas o un equipo de caída libre, porque uno tras otro van cayendo y al final caemos todos.

Cautivar a tu mercado, a tu cliente , que se traduzca en ventas y en beneficios para tu empresa es un desafío que empieza de puertas adentro, en el ADN de las personas que seleccionaste para representar a tu compañía.

Que los pasos de nuestros equipos de venta vayan al compás de sentimientos y valores compartidos, que no redactados. Yo lo tengo claro, en cuestión de valores para mi vida personal y profesional yo no estoy de rebajas y mi equipo tampoco.

¿Y tú? ¿Y tu equipo?


martes, 3 de diciembre de 2013

Una OLA de SILENCIOS

Hay silencios que palpitan, los hay de inolvidables, existen los que lo rompen todo y los que guardamos en el bolsillo, los que se alejan si no despertamos y los que como una llave cierran puertas.
Los hay que son batallas ganadas, otros son silencios incómodos, están los silencios que se quedan en el alma y los que se fijan en la retina para concedernos un brillo especial en los ojos como cuando soplamos las velas de cumpleaños.

Hay silencios cobardes, silencios valientes, silencios que embellecen a la palabra que calla y los hay que dejan huella. Silencios que nos esperan en unos labios y silencios que nos observan en un abrazo.
Y silencios que son caminos, o silencios que se quedan peregrinando para siempre, luego están los silencios esclavos y los silencios sublimes. Los hay de despistados y algunos que son deseos despiertos y que anhelan, otros son los bailarines perfectos que con el tiempo acompasan nuestros pasos de baile particular.

Tenemos los silencios magnéticos que se revelan como sonriendo y nos enredan, pero los hay también que viajan y otros que nos sujetan de la mano y nos hacen viajar.
Hay silencios que son amaneceres y silencios de medianoche, algunos son trocitos de lo que somos y otros son trozos de lo que construimos. Silencios que llegan para pintarnos la mirada y con los que podemos parar tormentas, agitar mares y hasta sacudir montañas.

Hay silencios que son esfuerzos, silencios que se esconden por ser secretos inconfesables, silencios que envejecen y mueren, otros que se construyen y se convierten en realidades. Silencios que echamos de menos, silencios que huelen a magnolias y silencios que nos tatúan la piel de mil colores.
Y los hay que son soplos efímeros de brisa, escalofríos que nos intrigan, agua que nos apacigua, sueños reinventados, gritos que suspiran, fronteras de incertidumbre, maquillajes egoístas, argumentos para una defensa en beneficio propio… esos son otros silencios.

A veces un silencio es el que nos susurra verdades, desvela pasiones, pone firme al reloj, sella imágenes del pasado, nos hace cautos, construye murallas, entrega excusas, no nos deja dormir, nos llena de impulsos, nos hace invencibles, nos venda los ojos, nos fija retos, nos allana esperanzas.


Y si me preguntan sobre la eternidad de algunos de mis silencios, solamente les respondo con tu nombre… y es que hay silencios que lo abarcan todo.


martes, 26 de noviembre de 2013

Doble OLA de Pasión


Apasionarnos aún en los momentos más duros. 
Apasionarnos porque es maravilloso, aún en los momentos más amargos. 
Apasionarnos porque sabemos que todo pasa por un motivo y que cuanto nos sucede tiene su contrapartida. No hay nada que no compense a la larga, ni nadie que pueda herirnos eternamente.

VIVAMOS y vivamos creando cada día. Sintamos que la vida corre por nuestras venas y vivamos, vivamos y vivamos incansablemente abriendo la puerta a lo que deba suceder, abriendo la puerta a quien llama... 
- Toc-Toc, soy la vida,  ¿puedo pasar?
- ¡Adelante!

Sin atarnos a recuerdos ni a objetos, superemos relaciones, superemos miedos, superemos pérdidas, superemos heridas y soltemos lastre, pasemos página. Dejemos que nuestros errores y pecados sean testigos permanentes que estamos vivos y que no somos ángeles sino que somos humanos. Seamos la esencia de un ser que acepta sus limitaciones pero que se abraza a sus valores, a su capacidad de aprender y que lucha por superar obstáculos porque quiere crecer cada día.

No tenemos que demostrar nada a nadie, sólo debemos demostrarnos a nosotros mismos, ilusionarnos a nosotros mismos y permitirnos ser nosotros mismos siempre. Busquemos constantemente nuestro equilibrio cultivando la sencillez, la espontaneidad y la naturalidad, tolerando nuestros defectos e intentando mejorar, asumiendo riesgos y tomando decisiones. AMEMOS, amemos mucho y entendamos que el sentido de equivocarnos es poder aprender, también en el amor.

Del mal humor, la angustia, el desasosiego, el temor o la incertidumbre haremos trampolines para convertirlos en valentía, integridad, honestidad y vitalidad. Practiquemos el colaborar, el comprometernos, el ser amables con el de al lado, la solidaridad con quien más lo necesita, la sonrisa para el que está más triste, intentando que de esta forma y mientras pasa la tormenta, nos importe menos mojarnos porque lo hacemos juntos y de la mano.

Reconozcámonos en la dulzura y en la risa porque las llevamos dentro, que nuestro ADN sea un mar de sonrisas. Identifiquémonos en la sensibilidad, la comprensión, la tolerancia y la aceptación que nos darán la fortaleza necesaria para no caer a merced del ego, la hostilidad o las huidas forzadas.

Y así cuando nos marchemos, que nadie llore por nuestra ausencia… que sólo se alegren por todo lo  vivido junto a nosotros y por la pasión compartida.

martes, 19 de noviembre de 2013

Un MAR entre las piernas



Te mira. Te recorre. Te estremece. Te atrapa.

Mar entre las piernas,  mar erecto que agita tus ganas y despierta tus sentidos, que desnuda tu aburrimiento, acuesta tu apatía, revuelve tu locura, huele tu deseo, te araña las ganas, seduce tus impulsos, saborea tus instintos y acaricia tus motivos.

Besa tu arena, muerde tu sal, devora tu sosiego, explora tus corales, provoca tu sed, te posee hasta que eres hambre. Aprisiona tus delirios. Te embriaga tapándote la boca, el pensamiento y hasta los bostezos del alma. Pone al límite tu deseo, conduciéndote a sentimientos internos infranqueables. Te desvirga y eriza tu piel hasta morder el aire una y otra vez.

Ardes en su arena, a la orilla de un beso le esperas en tu boca, inmortalizas su gesto en cada puesta, memorizas su expresión en cada madrugada. No hay reglas. No sirven modelos. No hay esquemas. No hay mapas. No hay excusas. La altura ya no te engaña cuando paseas por las nubes. No pesan los sueños en tu almohada. No persigues ya huecos vacíos. No hay mentiras.

¿Hablamos de sexo? NO. Hablamos de AMOR del bueno… con sexo o con mucho sexo pero sin sombras, sin paréntesis, sin sufrimiento, sin aplazamientos, sin vueltas en círculos y sin humos. Lo reconocerás porque te mueve sin darte cuenta, tira de ti sin intentarlo, te arrastra sin intimidar, te somete sin cadenas, te rinde sin ningún esfuerzo, detiene el vuelo de tus miedos… brille el sol o sacuda la tormenta.

El AMOR auténtico es COMPROMISO voluntario, valentía, responsabilidad, madurez, seriedad, conquista diaria, esfuerzo, ternura, libertad, respeto, admiración, destreza e  iniciativa.  Sentir que lo que hacemos nos pertenece. Luchar por hacer realidad cada sueño compartido. Un compromiso con nosotros mismos que nos hace libres para amar al otro con desapego. Un compromiso íntimamente ligado al sentimiento que no idealiza pero que impulsa nuestra vida con una energía más allá de lo tangible. El compromiso es el fundamento de cualquier relación auténtica de amor.

El AMOR del bueno no ata, no tiene dependencias tóxicas, ni prejuicios, ni egoísmos. No entiende si no es expresando en libertad, sin condiciones, dando y recibiendo para llegar mucho más lejos que lo que nunca imaginamos. Es el aquí y el ahora. Dos piezas de un puzzle que encajan. Lo desconocido y la incertidumbre se tornan amigables cuando vives con AMOR del bueno.

AMOR del bueno... donde disfrutar del recorrido es la moraleja más sabia, para que si mañana no lo tienes, te quedes con el recuerdo de ese viaje interior que venció tus miedos y multiplicó tus ganas.

martes, 12 de noviembre de 2013

¿Vendes o #TeMeLlevas?

Estás dentro. Te ha costado. Has agotado esfuerzos en identificar la brecha para poder entrar. Has trabajado cada oportunidad con esfuerzo. Has descubierto el problema. Has descubierto la necesidad. Has hecho equilibrios. Has tensado la cuerda y el cliente la ha aflojado. Has logrado convencer y has cerrado una venta.


Pero, ¿sabes algo? Cuando alguien te compra por primera vez, ¡aún no has conseguido nada!

Nos empeñamos en atraer, en mejorar los procesos del producto/servicio y olvidamos que la sensibilidad de la venta se concentra en tener el sentimiento de querer realmente ayudar al cliente.
En el actual entorno de mercado está muy claro que no basta con tener productos innovadores, pese a que la innovación parece ser la piedra filosofal. La chispa de la venta nace de conseguir productos/servicios con espíritu, para clientes con espíritu y con todo, ser capaces de transmitir sentimientosLa innovación es un punto diferencial, cierto, pero lo que nos convierte en únicos es tener el ingenio necesario que vista nuestras propuestas al cliente de tal forma que genere en él todas las ganas de un TE ME LLEVO una y otra vez.

¡Los hábitos y costumbres de siempre ya no sirven en la venta ni en la creación de productos/servicios! 

Debemos utilizar la imaginación y la creatividad para abrir nuevas oportunidades a diario, para descubrir algo nuevo y sorprender a nuestro cliente cada día. Cada día es una oportunidad y esa es la magia de la venta. ¡Enamorar al cliente porque le hacemos sentir!
El espíritu de servicio nada tiene que ver con dar una buena asistencia o la mejora continua de los procesos del producto/servicio. El verdadero espíritu de servicio implica pasión por el cliente y necesariamente implica sutileza, perspicacia, ganas, talento que hace ruido y creatividad para reinventar emociones.

Y no olvidemos que el espíritu de nuestro producto/servicio empieza de puertas adentro, en nuestros equipos. Rodéate de un equipo con la chispa que nace más allá de la generación de procesos. Rodéate de personas con verdadero talento y no tendrás que gastar esfuerzos en mimar su ego para descubrir experiencias únicas cada día. Experiencias que supondrán dar lo mejor de cada uno de vosotros a vuestro cliente.


¿Vendes o #TeMeLLevas? ¡Es obvio!


martes, 5 de noviembre de 2013

Somos lo que ROZAMOS

Siempre deberíamos tener a mano un manojo de sin prisas, la esperanza despierta que cae desde el paracaídas de la ilusión  y toda nuestra energía dispuesta a ser regalada. Y tener una nueva oportunidad para seguir creciendo, un comenzar y un siempre, grandes dosis de entusiasmo y alegría en cada rincón.

Siempre deberíamos tener pasión en las venas, una canción que nos motive, muchos besos que tararean hasta  en las heridas y miles de cálidos abrazos. Tener días inolvidables, días sublimes, días de sol y días de lluvia, días de emoción y sobre todo días con nosotros mismos.

Y deberíamos tener una linterna interior que nos alumbre y herramientas en el corazón que nos ayuden a sembrar en el corazón de los demás. Tener un NO compararnos con nadie porque somos únicos e irrepetibles, tener toda la paciencia para mejorar gota a gota nuestro mar interior y tener toda la fuerza para no rendirnos.

Tener minutos de ilusión que nos llenen los ojos de cielo, la magia de un TE QUIERO, horas de ternura y millones de minutos de afecto, veinte poemas de amor que se reinventan cada día, palabras en los dedos y miles de intenciones detrás de los párpados. E infinitos sueños, un cruce de miradas, un susurrar de latidos, un manto de caricias y un Mar de Sonrisas.

¡Y deberíamos tener muchos errores porque es prioritario equivocarse! Poder  rozar lo inconveniente, lo que no tiene sentido, lo contrario y lo prohibido. Ser valientes, arriesgados, atrevidos y un tanto locos, para con todo, poder decidir con criterio ese camino que nos brindará el rozar momentos de felicidad sin dejar de ser lo que rozamos.

Deberíamos tener la mente siempre abierta y actuar sin miedo para idear caminos, para perseguir sin tregua y encontrar lo que buscamos. Y tener un tiempo justo para cada cosa, un puedo y un quiero, serenidad, armonía, autosuficiencia, confianza y autoestima para creer en nosotros mismos.


Pero sobre todo deberíamos tener siempre GANAS de creer, de sentir y de vivir HACIÉNDOLO posible y compartiéndolo con los demás.



martes, 29 de octubre de 2013

Te DESNUDARÍA


TE DESNUDARÍA de pretextos y de excusas.


Te desnudaría de rabias y frustraciones, de desilusiones, contrariedades, tristezas, escalofríos, rencores, desidias, sombras y eternas esperas.

Te desnudaría de la prisa de la  rutina, del viento que hiela el alma, de los convidados de piedra, de todos los miedos, de los gestos indescifrables, de los puzzles que no encajan, del amor petrificado, de las trampas, de las promesas incumplidas, de las penas que rozan, de las heridas abiertas y de los cuentos chinos.

Te desnudaría de complejos, del dolor que nubla la vista, de la decepción que agota, del ruido que todo lo empaña, de los vaivenes que no comprometen, de las miradas cobardes, de las sonrisas de puro mármol y de las ganas que amarillean.

Te desvestiría de tu caparazón para que te descubrieras con paciencia hasta ser tu mejor aliado, tu mejor excusa, tu mejor baza, tu amigo más íntimo, tus mejores armas, tu motor, tu libertad y tu verdad.

Te despojaría de envidias, mentiras, desidias, apatías, temores, odios, bostezos, pantomimas y desconfianzas. Te lo arrancaría todo para que dejaras de ser un cuerpo social anestesiado y aburrido hasta el extremo.

Y TE VESTIRÍA con sonrisas que hablan hasta por los ojos, con deseos que muerden, intenciones que respiran, ganas que bailan, abrazos únicos, valores para tu camino, caricias que refuerzan, anhelos, riesgo y esfuerzo, errores que enseñan, muchos sueños y mucha voluntad. Te llenaría de ternura, de facilidad para perdonar, de la sabiduría del agradecimiento y de confianza en ti mismo.

Luego saldríamos a pasear de la mano de los cinco sentidos para no perdernos nada y con la ilusión como bandera, entregándonos con intensidad a lo que venga, con la pasión a la máxima potencia, sintiendo con fuerza y sin temor a perder. Y jugaríamos a inventar límites apostando por la incertidumbre como nuestra mejor y única propuesta de futuro. Te prometo un caminar con el corazón latiendo a la velocidad de un caballo galopante.

Porque la vida es un privilegio, llena de sorpresas que te esperan si dejas la seguridad del inmobilismo y la vida es una oportunidad gloriosa para dejar de esperar a ser TÚ MISMO y comenzar a vivir.


TE DESNUDARÍA… ¿Te dejas?

martes, 22 de octubre de 2013

Cuestión de TAMAÑOS

Hoy déjame que te presente a tus mejores enemigos para conseguir tu mejor suicidio comercial. Se llaman exageración, falsas promesas, mala reputación, hastío y mediocridad.

Luego nah… te vas a no escuchar a cualquier cliente o potencial con tu mejor cara de triste, sí, sí, esa de avinagrado y asqueado o mejor no, pon esa de gilipollas estirado que te sale tan bien y tras una brillante exposición en forma de monólogo lleno de deslices , con aburridos argumentos, frustrados intentos de empatía y sonrisas con sobredosis de soberbia, cierras la reunión en un estrechar de manos a poder ser en “modo fofo”.
Ya en la calle, lejos de deprimirte, llegas a la oficina con tu pose de “misión cumplida” y nos haces el discurso de cómo ganar la confianza del cliente.

De verdad…


Que lo que el cliente compra y lo que nosotros vendemos es lo mismo y se llama confianza. Y no es ninguna broma cuando te digo que para vender sí importa el tamaño de la confianza y la forma también.

La confianza...


¡La confianza es una poderosa energía que todo lo alcanza!
Nos ofrece seguridad, optimismo y alegría. Nos hace más fuertes, más honestos, más sinceros y mejores. Nos condiciona, nos otorga trascendencia, derriba nuestros muros y barreras, nos solidariza, nos convierte en trabajadores infatigables, nos refuerza la fe en nosotros mismos y en los demás, nos vuelve más reflexivos.
En la venta, confiar es el acto de compartir con sensibilidad y generosidad, con transparencia y legitimidad. En la venta  la confianza es vínculo y necesariamente es tiempo.

¡La confianza es optimista!
Nos eleva a lo formidable, a lo maestro y nos reconoce en forma de caricia. Cuando ella aparece, se enciende el amor en nosotros y sólo por ella llegamos a él. Nos genera crecimiento, nos enaltece, nos responsabiliza, nos compromete y nos vuelve pacientes.

Pero no hay confianza sin perseverancia, sin espera y sin coherencia.

"Tardamos años en construirla y sólo segundos en destruirla"


Ala, ahora a vender y que la confianza te acompañe, yo no sé hacerlo sin construir cogida de su mano y sin la verdad de un principio al que no pienso renunciar. El de la integridad.

domingo, 13 de octubre de 2013

Nos faltan GANAS y nos sobran MIEDOS

Tiempo para perdernos junto a un rastro de caricias que revueltas y desbocadas vayan tatuando secretos en nuestra piel descalza, cubriéndola de emociones.

Tiempo para leernos la mirada y desabrochar uno a uno los botones del miedo, tiempo para lentamente pintarnos el color de los ojos sintiendo como ese brillo de hielo en nuestras pupilas se derrite sin remedio y tiempo para alzarnos en una única llama que arde y nunca se apaga.

Sin contrarrelojes, para muy despacito, bebernos en una lluvia cálida de besos que nos engulla hasta tocarnos el alma, repicando sin piedad en nuestros los labios y azotándonos el cuerpo cubierto de abrazos. 

Tiempo para saborear el calor que nace para atraparlo todo, para viajar a nuestros secretos y tocarlos poco a poco, para recoger latidos, para recorrer los baches de nuestro asfalto, para destronar la incertidumbre de una pasión pasajera que no pasa.

Tiempo para la fantasía pura, los deseos más despiertos, para el magnetismo que hace bailar dos cuerpos desnudos y los enreda hasta retorcerlos en una fiesta de sonrisas.

Tiempo de un reloj de arena infinita para respirarnos la piel, atraparnos los poros y amarrarnos el sudor, para caminar nuestra playa de principio a fin y escuchar el eterno susurro de nuestras olas. Tiempo eterno para habitarnos, entrelazando anhelos e hilvanando esas locuras que hacen realidad los sueños.

Bajarnos de la prisa hasta que nos estorbe la piel, hasta reconocernos sin ver, hasta que por hervir en tus manos pierdas el sentido del tacto, hasta que hirviendo tú en las mías yo pierda hasta las líneas de las palmas.

Tiempo para esperarnos en la boca, para ansiar dibujar besos en cada orilla, para pintar mariposas en nuestro cielo, para enredarnos el cabello con nuestras manos, pensándonos en suspiros, volando en la brisa de nuestro aliento y creciéndonos en nuestra inocencia recuperada.

Con todo el tiempo para ser peregrinos de nuestros caminos, recorriendo las calles de nuestros gemidos y todo sin trampas, sin espinas, sin recodos ni jeroglíficos, sin ausencias y sin olvidos, sin escondites, sin desvelos y sin esperas, sin cadenas.

Tiempo para entender cada madrugada, cada estación, componiendo nuevas ilusiones, ganando la batalla a la rutina, sabiendo que nada es perfecto y que precisamente por ese motivo nos esforzamos en querer que lo sea.


Tiempo… En realidad no nos falta tiempo, nos sobran miedos y  nos faltan ganas de amar. ¿Verdad?



miércoles, 9 de octubre de 2013

Te traigo un DESEO, es para tu PRESENTE

Deseo la brisa marina, que galopen las sonrisas y se mezclen con el viento como un conjuro muy contagioso. Deseo la oportunidad de lo bello, de lo discreto, de lo íntimo. Que los ojos se me llenen de cielo y sentir como la magia penetra por la piel llenándome de nuevas ilusiones e infinitos gestos de ternura.

Deseo la generosidad; dar y ofrecer pero con la epidermis transparente, sin lo súper, lo macro o lo hiper. Deseo esa generosidad que perdona sin expectativas. Y deseo la esperanza, la valentía, la responsabilidad, el acuerdo, la madurez, la seriedad, la capacidad, la destreza, el compromiso, la sensibilidad, la iniciativa. Deseo experimentar, jugar, sentir, imaginar, proyectar, inventar y sumergirme en la vida cada día para extraer todo lo que ella tiene para ofrecerme.

Y deseo ser infiel al destino, escucharme más, hacer lo que pienso, hacer aquello y lo contrario y  no quedarme nunca con las ganas puestas para no alejarme de la risa, de la curiosidad, del asombro, de la inocencia, de la compasión, de la delicadeza y del entusiasmo.
Deseo aprender de ti y aprender a fuerza de querer. Todos enseñamos algo, todos somos maestros y aprendices. Compartir es la fórmula para ganar y superar las dificultades que parecieron siempre imposibles.

Deseo el placer de enmudecer para descubrir el lenguaje de las caricias y deseo lo imprevisible, lo distinto, no pedir permiso, entrar sin llamar, cuidar cada instante sabiendo que no se vive más que el tiempo que se ama. Deseo amar cada día desde la dignidad, el compromiso, la confianza, la sinceridad y el respeto. Y deseo la pasión como mapa y tesoro acompañándome en la ruta del esfuerzo por conquistar mis sueños.

Deseo el silencio que palpita, el silencio inolvidable, el silencio que embellece mientras los pensamientos callan.Y deseo leer de todo; libros, bosques, mares, pieles, miradas, gestos, caricias, nubes, esquinas, labios, cielos, sonrisas, suspiros, lluvias, colores, ríos, latidos…

Deseo la gratitud que nos fortalece desencadenando una avalancha de sentimientos positivos.Y deseo colaborar , co-crear, cooperar... porque sólo entre todos podemos hacer del nuestro un mundo mejor. Porque todos somos muy valiosos, podemos mucho, más de lo que creemos si no nos acobardamos. 

Deseo seguir adelante a pesar de mí misma, levantarme una y otra vez aprendiendo en cada subida. Pero sobretodo DESEO  disfrutar cada momento, cada minuto y cada segundo, siendo capaz de recuperar mi sentido vital para ser cada día más humana.



¿Y para ti? DESEO LO MISMO MULTIPLICADO… sopla fuerte! 


domingo, 6 de octubre de 2013

VENDER del verbo SENTIR en equipo

Que el equipo comercial es una clave importante para el éxito de cualquier negocio nadie lo pone en duda. En mis años dedicados a la venta, con mayor o menor cargo de responsabilidad, he convivido con diversos estilos de liderazgo comercial y os puedo asegurar que únicamente triunfan aquellos equipos de venta que entienden que trabajar en equipo es  SENTIR en equipo.  

Partiendo de la base que disponemos de un grupo de personas bien formadas en el producto o servicio que venden, entendiendo que tienen interiorizadas ventajas competitivas y que disponen de todas las herramientas necesarias para desarrollar su labor de ventas, nos vamos a centrar en las principales cualidades del vendedor capacitado para sentir en equipo.

- Ante todo un buen vendedor es una buena persona y su trabajo forma parte de su proyecto de vida.

- Es un excelente comunicador que domina como el mejor el arte de la escucha. Los problemas de sus clientes son sus problemas y sabe que a través de lo que el cliente le diga, sintonizará con sus necesidades.

- Está lleno de energía, trabaja como el mejor atleta de ventas sabiendo los pasos que debe dar y no cesando en el empeño. Es tenaz y persiste hasta el final para lograr los objetivos propuestos. No se derriba ante el fracaso, al contrario, lo ve como una lección.

- Está lleno de entusiasmo, trabaja con alegría y pasión contagiando a clientes y al resto de su organización. Dinámico por naturaleza, activo, dispuesto y diligente, llega al corazón del cliente y le inspira.

- Comprometido con él mismo, con su empresa y con sus clientes, con seguridad en sí mismo sin ser arrogante, transmite su pasión y vende confianza.

- Responsable, honesto, sincero y paciente. Íntegro, leal al compromiso adquirido con su organización y con sus clientes, capaz de mantener la calma y la tolerancia necesaria para gestionar conflictos externos o internos. Sus acciones están exentas de engaño.

- Creativo siempre ofreciendo buenas ideas que permitirán captar nuevos clientes y fidelizar a los actuales.

- No practica la excusa ni la queja, se plantea retos diarios, tiene iniciativa y la venta es un desafío constante a sus capacidades de liderazgo.

Sus valores y creencias inspiran optimismo, emoción, confianza. Puede ver las cualidades de los demás, es considerado, SIENTE en equipo los éxitos, las derrotas y …siempre con una SONRISA.




Si no ves el vídeo te dejo el enlace http://www.youtube.com/watch?v=6KqGbdcIqkc


miércoles, 2 de octubre de 2013

Azules y grises

Conoce el gris de sus días y el azul de sus mares.  No siempre acierta al elegir en qué brazos se esconde el alivio, en qué manos agarrarse cuando tiembla su suelo, en qué hombro llorar y de qué vaso beber, pero despierta cada mañana con la ilusión en la piel nada más abrir los ojos.

Se aplica en el reto diario de saber lo que siente, digerirlo, aceptarlo y saber que hacer con sus emociones. Su interior es todo un desafío a veces intimidante de enfrentamientos y debates, pero en él amasa la voluntad, la actitud, la pasión y las ganas para ser capaz de crear instantes de felicidad en cualquier momento y pese a cualquier situación.

No cree en las esperas eternas sin caminar junto a las horas persiguiendo con fuerza sus sueños, sudando cada kilómetro del recorrido, avanzando con los ojos bien abiertos y sin esperar alfombras rojas para sentirse más importante.
En su caminar lo entrega todo; su fuego en el frío invierno, su luz en las noches sin luna, su piel como una dulce almohada en la playa, sus secretos de alcoba, su sonrisa y sus labios, su chispa, la paleta de sus colores, el brillo de sus ojos.

No se camufla, no juega, no esconde, no enmaraña, no se disfraza, el miedo no le impide la aventura, no se entrega ni a excusas ni a palabras que todo lo frenan, no ata sus pies a la cama del confort, no se peina la risa y no venda sus ojos. Supera relaciones, pérdidas, heridas y hasta mentiras. Supera personas a las que nunca olvidará porque forman parte de su aprendizaje. Y cambia. Y sabe que es inevitable. Y mira, pero no para atrás para que no duela. Y se para, pero no en seco, para no caer. Y sigue. Sigue con tesón, entusiasmo y esfuerzo. Siempre soñando. Y valora cada sonrisa, cada abrazo, cada palabra dulce, cada mirada cómplice... construyéndose en cada pequeño gesto de amor que le cambia la vida.


Con las ganas tatuadas en su piel, con la emoción nacida de lo más profundo de su alma y sin los remordimientos de los que nunca arriesgaron continúa avanzando. Tropieza. Se cae. Restablece el paso.  Se levanta. Salta baches, construye puentes y baila con la vida en ese gran salón lleno de gente. Baila con personas que le seguirán susurrando verdades, descubriendo engaños, brindando pasiones, regalando decepciones, ofreciendo consejos sinceros, cerrando puertas y abriendo ventanas.

Y VIVE. 
Un día morirá, lo sabe, pero no será de aburrimiento o indiferencia. Conoce el gris de sus días, el azul de sus mares y con todo es capaz!

domingo, 29 de septiembre de 2013

VENTA y EFECTO o la acción del vendedor que llevas dentro

Te gusta tu oficina. Es confortable, cómoda, muy luminosa y deliciosamente armoniosa. El color de sus paredes te estimula a quedarte pegado a tu silla ergonómica, esa silla que te permite sentarte en una posición balanceada. Todo es perfecto… ¿Todo? bueno casi todo, porque miras a tu alrededor y adviertes que falla algo en la decoración, no ves ningún cliente, sólo caras de preocupación por la caída que han experimentado este año las ventas y por los resultados que se venían advirtiendo hace meses. Es que remar para mantener lo que tienes sólo alcanza a sostener el hoy. ¿Y mañana? ¡Anda, si hoy ya es mañana!

Es la historia repetida de muchas empresas, que instaladas en la época romántica donde vendían sin mover un dedo, se han dormido en los laureles y siguen operando como “toda la vida”. El equipo comercial se limita a visitar a sus clientes activos que por otro lado cada vez son menos, porque es bien sabido, que fidelizar a un cliente es tan fácil como lo es para nuestra competencia captarlo. Cuando nuestra actividad en el mercado se limita a visitar y mimar a los clientes existentes directamente se traduce en el resultado de venta de la compañía y es que fidelizar debe ser complementario a captar clientes nuevos.

Durante mi trayectoria profesional he tenido grandes maestros en el arte de la venta y de ellos aprendí que hay que engrasar la maquinaria cada día, mejorar nuestros conocimientos  y habilidades constantemente, reinventarnos y dar mil vueltas a lo que ofrecemos, coger nuestras tarjetas y salir a la calle llenos de entusiasmo, llenos de pasión. En la venta se cumple la ley de los grandes números; a más visitas concertadas, más propuestas presentadas y más contratos firmados. Así que planifica, levanta el teléfono, pon foco, levanta el culo de tu silla ergonómica, ejecuta y actúa. ¿Sencillo? No, en absoluto, pero sólo si te pones en marcha pasarán cosas. ¡Para vender hay que ir a vender!
La buena noticia es que hoy disponemos de herramientas y oportunidades que nos facilitan la tarea de prospección ofreciéndonos la posibilidad de transformar leads, en leads calentitos. ¿Cúales? Hay muchas pero hoy empezaremos por las dos que sin  duda todos conocemos pero no explotamos bien.


 Aprovecha las redes sociales, que aunque no siempre son un canal de conversión directa, te aseguro que son un fantástico puente con el mercado, posibilitando que nuestra empresa sea una marca conectada. Interactúa, intégrate en conversaciones y participa en grupos, detecta oportunidades y construye relaciones de cercanía y confianza que te supondrán una primera cita

Practica el networking en jornadas, desayunos de trabajo, seminarios. Acude a eventos, conferencias y otro tipo de reuniones donde estén presentes clientes potenciales para tu negocio. El objetivo no es intercambiar cromos, somos personas y no tarjetas andantes, así que cualquier acción debe encaminarse a un cierre de reunión con vistas a posibles colaboraciones ya que cerrar futuras reuniones para calentar sillas seguirá sin tener mucho sentido.
Agudiza los sentidos, ponte en marcha, enfócate en tus clientes actuales y prospecta con visión pero como un loco, convierte “patear la calle” en tu prioridad número uno y deja de columpiarte en tu silla balanceadora de respaldo ergonómico. 



miércoles, 25 de septiembre de 2013

Te pongas como te pongas SEGUIREMOS BRILLANDO

Lo que sucede en nuestra vida siempre tiene que ver con nosotros mismos y la forma de afrontar lo que somos, no es evaluarnos en la visión que los demás tienen de nosotros. Somos más felices y tenemos una mayor autoestima cuando elegimos regirnos por nuestros valores, nuestra ética de la responsabilidad y nuestro diálogo interior.

Ser nosotros mismos debería ser nuestra mayor máxima. ¡Centrarnos en nuestro pensar, querer y sentir no es ser egoísta, es ser uno mismo! Agradar a los demás genera mucha presión y provoca actuar siempre bajo la máscara de la apariencia.

Debemos aplicarnos en descubrir nuestras capacidades, nuestro potencial, nuestras áreas de mejora, atreviéndonos a soñar, atreviéndonos a brillar y haciéndolo tanto como nos apetezca para sacudirnos complejos, trabas mentales e ideas paralizantes que nos impiden avanzar. Aplicarnos cada día en ser genuinos y no para dar gusto a los demás, invertir tiempo en conocernos para luego comprometernos en ser sin fingir, sin traicionarnos por quedar bien.

Hoy me arde en las venas el sentimiento de dedicar apenas unas letras a todos aquellos que insisten en que no brillemos y a la vez lanzar una invitación para que abandonen esa emoción tóxica y negativa llamada envidia, que en vez de ayudarles a defender su posición, la invalida.

Todos sabemos de esas personas agresivas que tienen una dosis de ironía amarga, que escupen cinismo sin ton ni son a su paso, que no pueden evitar la envidia porque respiran comparándose con todo el mundo,  que supuran de penoso deseo por ver perjudicados a los  demás. Individuos que faltos de amor abruman y pisotean cuando te cruzas en su camino, que increpan y maltratan, que insultan y acosan, que convierten su inseguridad en licencia para cobardes y que como no saben hacer frente al desafío de sus propias miserias, viven dominados por un ego enfermo. A todas esas personas incapacitadas para valorar positivamente a los demás, a esas personas y a otras aún peores, quiero decirles que pese a sus estrategias baratas no dejaremos de irradiar todo el potencial de luz que somos.

A esas personas tóxicas quiero decirles que nos seguiremos equivocando hasta por necesidad, hasta por obligación, hasta por responsabilidad pero que con nuestro entusiasmo y empeño el resultado final será que no dejaremos de brillar, porque somos de los que buscamos en nuestro interior la solución a nuestros problemas y nuestra felicidad en la de los demás.


A esas serpientes quiero decirles que las luciérnagas confiamos en nuestra guía interior y en la linterna de nuestra conciencia que nos alumbra porque deseamos ver. Decirles que aunque nos defrauden no les vamos a guardar rencor, porque nos hace más daño el rencor que sus ofensas. Decirles que nuestra fortaleza reside en llenar los días de alegría, en repartir sonrisas, en buscar la forma de ayudar a los demás, en compartir más, en aliviar el sufrimiento, en escuchar desde el corazón, en la honorabilidad de ser auténticos y en la dignidad de no ir contra lo que nos muestra el corazón, porque todo ello nos permite disfrutar de la vida y resucitar cuantas veces nos haga falta.


domingo, 22 de septiembre de 2013

Lo cortés de la EMOCIÓN no quita lo que VENDE

SUEÑOS… Todo empezó con un sueño y ahora casi después de 20 años vinculada a la venta sé que éste es mi sitio en el mundo, lo siento así y claramente afirmo que la venta me pone…

De niña soñaba con ser una super vendedora y confeccionaba mis productos con plastilina para después venderlos sobre un monopatín que me hacía de mostrador. ¿Nunca jugasteis de pequeños a comprar y vender? Pues en mi caso, yo siempre quería ser la vendedora... porque me apasiona comunicar!

Fui creciendo y decidí seguir mi sueño aceptando los retos, objetivos, metas, tiempos y hasta la auto exigencia de la venta. Adopté como mías las palabras Sí, Solución, Excelencia, Sencillo, Beneficio, Valor, Ventaja, Equipo, Motivación, Calidad.
Hoy vida y profesión van de la mano en una trayectoria marcada por mis valores y principios; Honestidad, Transparencia, Confianza, Compromiso, Ganas, Humildad, Autenticidad, Optimismo y Entusiasmo como principales a los que sumo también Coherencia, Evolución, Innovación, Aprendizaje y Desaprendizaje, Adaptabilidad, Objetivos, Estrategia, Plan, Visión y por encima de todo Servicio a los demás.  

En un mundo donde la tecnología e internet impulsan cambios en la forma de trabajar y de relacionarnos, necesitamos liderazgos creativos capaces de humanizar el trato comunicando con emoción. Y en eso consiste la venta, en comunicar desde la emoción, desde la empatía y desde la vocación de servicio.
Quiero aprovechar mi primer post de ventas para explicaros mi visión personal sobre una profesión apasionante que en mi caso gira entorno a las nuevas tecnologías, las redes sociales, la innovación y cuyos verdaderos protagonistas son las PERSONAS.

La venta es un viaje de kilómetros optimistas y serenos, kilómetros entusiastas, ardientes, llenos de lluvia y de sol, de oportunidades e ilusiones, de sorpresas, de energía, de momentos inolvidables, de inseguridades y miedos luchados. La venta es un viaje de pasión y respeto por las personas, de implicarnos a fondo para aprender, de compromiso y siempre de sembrar confianza.

Para vender necesitamos entrenarnos cada día en tener nuestro ego bajo control, en aumentar nuestro afán de superación, en ser muy autoexigentes, en no perder las ganas de reinventarnos cada día, en practicar la tolerancia y en disponer de grandes dosis de paciencia para conseguirlo todo.

Todo empezó con un sueño... pero hoy puedo decir que amo mi trabajo.

 “El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado todavía, sigue buscando. No te acomodes. Como con todo lo que es propio del corazón, lo sabrás cuando lo encuentres” (Steve Jobs)


Si no ves el vídeo puedes hacer click:                                                            https://www.youtube.com/watch?v=9t0OGSzI--4&feature=youtube_gdata

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Con la dosis justa de LoCura




LO  CURA, locura!

Loca por las almas bellas, por el que cuida, por el que planta, por el que pinta, por el que guía. Por el que canta, por el que no renuncia, por el que no escapa, por el que no finge, por el que siente.

Loca por el que comprende, por el que se atreve, por el que vuela y por el que bate sus alas. Por el que supera sus penas, por el que acaricia con los ojos, por el que besa con las manos, por el que besa con pasión, por el que se apasiona.

Loca por el que camina, por el que sueña, por el que recuerda… Y muy loca por el que ama… esos locos que saben que el amor LOCURA todo.

Loca por el que avanza, por el que se equivoca, por el que aprende y muy loca por el que desaprende... absolutamente loca por el que emprende! Loca por el espontáneo, por el valiente, por el que aunque sufre sonríe, por el que entiende la rutina como un hábito y no como la falsa comodidad que a tantos les hace sentir seguros, mientras van dejando el alma a trocitos y perdida en el aburrimiento

Loca por el que confía, por el que conquista, por el que contagia, por el que vibra y por el que respira, transpira, suspira, piensa, oye, huele, llora, toca, ayuda, agradece, anhela, se compromete, se la juega y vive aquí y ahora.

Locura absoluta por el que imagina, por el que abraza, por el que canta, por el que llora, por el que explora, por el que actúa. Loca por el que comprende, por el que escucha, por el que se implica, por el que es generoso, por el que participa.

Locura por el que arde, por el que se moja, por el que desea, por el entusiasta, por el optimista. Y por el que no se conforma, por el que no se resigna, por el que cuestiona, por el que acepta la incertidumbre y deja la queja, por el que persiste porque sabe que nada es eterno.

Especial locura por el frágil, por el que perdona, por el que tolera, por el que no juzga, por el compasivo.
Loca, loca por el curioso, por el que persigue, por el que se esfuerza y no se rinde, por el dulce, por el tierno, por el que saluda, por el humilde, por el que se sorprende, por el que se derrite, por el intenso, por el que lucha.

Y loca... completamente loca por todos aquellos que comparten mi locura, esa locura que hace que se pasen los latidos volando y nos sobren las ganas!